EL DELICADO EQUILIBRIO DE LA NATURALEZA

Pensando en un nuevo tema para el Open Call, revisé los temas anteriores:

Un lugar al que volver, un Pañuelo con un poema, el Hollywood clásico, Flores de otro planeta, Tu mayor inspiración, Historia del Arte y Alegría.

Me ha sorprendido no haber tocado aún, un tema que está en el origen de muchos de mis estampados y pañuelos:

El respeto a la naturaleza.


Estamos en un momento en el que cualquier variación, por pequeña que sea, afecta a su delicado equilibrio.


Empecemos por los Océanos. Ellos absorben casi todo el exceso de calor que generamos en la atmósfera con las emisiones de CO2. La primera consecuencia es la acidificación de los océanos. El cambio del Ph hace que muchísimas criaturas marinas, desde peces a crustáceos pasando por el coral, se vean dañadas.

Observando cómo los Océanos van subiendo sus temperaturas, también tenemos un reflejo evidente del aumento de las temperaturas y una explicación de por qué las tormentas son cada vez más severas y las inundaciones más habituales.


Curiosamente, las zonas ya de por si secas, se van volviendo cada vez más secas.

Camino de la desertificación. Sin hablar de los incendios que cada verano asolan todos los países.


Ya en tierra firme, nos enfrentamos al daño que la mala gestión de la ganadería y la agricultura generan.


El consumo de carnes industriales, es tan elevado, que para abastecer tal demanda, las macro granjas son responsables de un altísimo porcentaje de los gases de efecto invernadero así como de un gasto de agua descomunal.


No sólo eso, la pesca, de la que se habla muchísimo menos que de la ganadería, daña irreversiblemente los fondos marinos con sus técnicas de pesca tan agresivas, que además, acaban con delfines y tiburones en el proceso. Por no hablar de la cantidad de residuos y redes que dejan a su paso.


El uso excesivo de plaguicidas, está acabando con la polinización natural ya que daña entre otros a las abejas, las mariposas y los colibríes.

La mala explotación de las tierras, hace que se dañe la microbiota del suelo, esencial, porque de ella, de los minerales y microorganismos presentes en la tierra, es de donde nace la vida vegetal.


El sector donde yo me muevo, el textil, también es responsable de contaminar muchísimo las aguas, cuando no está bien regulado. Los residuos que genera la moda rápida tampoco son asumibles por el planeta.

Puedes ver mi video sobre este tema:

***Puedes activar subtítulos en Español.



En definitiva, todo es un engranaje que si se ordena adecuadamente, podría volver a su equilibrio.


Poco podemos hacer como ciudadanos de a pie, si las multinacionales siguen haciendo lo que les da la gana.

Jugando con la salud del Planeta y con la nuestra, porque en definitiva, la exposición constante a agentes químicos nocivos, en lo que comemos, en el aire que respiramos y en el agua, es algo de lo que no somos ni conscientes.


El equilibrio es la clave.

No se trata de ser vegano, de no comprar nada y sólo reciclar, de ser anti tecnología y progreso.

No.

Se trata de no caer en los excesos en los que vivimos.

Comer menos carne y pescado, ayudaría. No comprar moda rápida de usar y tirar ayudaría. Al Planeta y a los seres humanos esclavizados que hay detrás. Elegir gobiernos que den prioridad a preservar la Naturaleza, también ayudaría.


Ese es el mensaje detrás de este pañuelo: EQUILIBRIO.

Disponible en 2 tamaños.

Os invito a crear el vuestro y participar en el reto de Instagram @gandsilk

EL RESPETO A LA NATURALEZA

#gandsilk

Fecha límite 30 de Noviembre.






91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo