top of page

CUANDO LA CREATIVIDAD SE VUELVE REHÉN

Ante las preguntas que no podemos responder, los problemas que no podemos solucionar y los errores que no podemos enmendar, se nos paraliza la imaginación y la esperanza.


Una de mis citas favoritas, es la que dice que la inteligencia de un individuo, se puede medir por la cantidad de incertidumbre que es capaz de soportar.


Cuando todo se vuelve incertidumbre, hostil e injusto, es cuando más ayuda, refugiarse en la certeza de que lo que somos capaces de crear, no nos lo puede arrebatar nadie.


La creatividad se convierte en la única certeza, independiente de todo y de todos.


Por eso cuando la creatividad se vuelve el rehén de tu realidad, hay que hallar el valor de liberarla de nuevo.


Ir al rescate con toda la artillería.

Con la ilusión, con las ganas, con el valor que requiere no rendirse.


No importa cuánta vocación o pasión por tu trabajo tengas, a veces, sentirás que la has perdido.

Pero es sólo una percepción.

Sigue estando ahí, rehén de lo incierto.


Esperando a que la invoques de nuevo.

A que la vivas!.

Aunque no trascienda y se quede en una libreta y en un cajón.


Cantar, bailar, pintar, escribir, cocinar, contar un cuento de buenas noches, decorar tu casa… en todo puedes plasmar quién eres.


Ser creativo está al alcance de todos.


Ser creativo siempre es sanador.


Y ser creativo, para algunas personas, es su razón de ser.


Y esa es la única conclusión a la que he llegado en estos meses de búsqueda.

Nada más está en mi mano, sólo mi creatividad.


“ La puerta de la felicidad, se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más”.


Soren Kierkegaard.


Pañuelo THE QUEST






79 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page