TEJIENDO AÑOS

Los 50 ya están aquí...


En este punto, no importa en absoluto lo que los demás piensen de mí.

Dios ya ha comenzado a editar el director’s cut de mi vida.


Y mientras imagino el trailer, tengo una visión completa de todo.

Acepto los años anteriores de ensayo general y tengo nuevos proyectos en mente para 2022.


Nunca hubiera pensado que me sentiría como me siento a los 50.

Tenía sueños simples: encontrar el amor, vivir junto al mar, convertirme en diseñadora textil y tener un perro.


Todo se hizo realidad….

El amor que necesitaba encontrar era hacia la vida, no hacia otra persona.

Tengo un perro mágico, Nuki, que ahora también tiene mi edad en términos de perros.

No solo regresé al diseño, tengo mi propia marca y puedo trabajar desde una casa frente al mar. Mi trabajo soñado.


Últimamente se abrieron unas cuantas puertas del pasado, y tuve un breve momento de lástima por mí misma, preguntándome cómo acepté toda la falta general de respeto que tuve, desde los años del Cole hasta hace bien poco.

No lamento haber querido tanto, pero ¡oye! establece límites.


Para avanzar encontré una clave, y la palabra clave es AHORA.


Mi deseo de cumpleaños es que a todos se les permita encontrar el camino hacia su propia felicidad y paz interior. Al menos permitir.

Durante demasiados años estuve cegada para ver que la oportunidad estaba ahí. No estaba ciega, estaba cegada.


Sí, no más tiempo para discusiones interminables sobre tonterías, mirar al espejo en busca de defectos, relaciones sin sentido que no te harán sentir amada, crecer, ser feliz o prosperar.


Una vez que luchas por tu alegría interior por ti misma, y ganas esa batalla, como lo he hecho yo, después de décadas terribles, entonces nadie puede quitarte la alegría, asumes la responsabilidad total de todo lo que vaya bien o no en el día.


Siempre hay un clic cuando dices, ok, hasta aquí.

Para mí, liberarme de la norma comenzó con no conducir. Durante décadas me mortificó no poder ver bien la carretera, las señales, etc. Finalmente decidí que era peligroso para mí y para los demás conducir.

Permití que otros me hicieran sentir mal por no conducir.

Porque me sentía menos… Desde el momento en que me concentré en todas las cosas de las que soy capaz me olvidé de eso y mi vida empezó a cambiar.


A veces no es cuestión de falta de esfuerzo. Me esforcé mucho en aprender por mí misma todas las técnicas digitales para crear mis sitios web y diseños, porque quería hacerlo con todo mi corazón.

No todas las cosas que no logras se deben a la falta de esfuerzo.

Algunas cosas no son para ti, incluso si la mayoría de la sociedad lo hace.


Me liberé de no conducir, de no comer como la mayoría de la gente, ( interesante palabra, mayoría, como si eso validara algo), de no beber alcohol, solo de vez en cuando y 2 tragos como máximo, de no querer tener pareja, de no sentir la necesidad de ser madre, de no relacionarme plenamente con nada preestablecido.


No encajo perfectamente en nada, por eso soy tan tardía, porque perdí mucho tiempo tratando de encajar.


Las únicas tribus con las que puedo identificarme son los amantes de los perros y los diseñadores de estampados.

Dos cosas que traen puro amor y alegría al mundo.


Si lees esto, recuerda:


Sé bueno para ti y para los demás, aunque te lleve años, el Bien que hagas será reconocido, pero si no lo es no pasa nada… No esperes nada de los demás.

Permanece abierto al cambio.

Se paciente.

Sé generoso.

Perdónate a ti mismo y perdona a los demás, aprende de ello y sigue adelante.

No aceptes vínculos no recíprocos.

Abraza cada una de tus imperfecciones.

Pon el foco en la bondad y la belleza que hay en el mundo.

Respeta y aprende de la naturaleza.

Actúa para sentirte bien al final del día, incluso si nadie te entiende.

Busca el lado divertido de la mayoría de las situaciones.

Define lo que necesitas (o no) en tu vida.

Comparte lo que la vida te ha enseñado.

Vive tu vida en unidades de 24h.

Haz lo máximo que pueda todos los días con un objetivo en mente ... y siente gratitud en el momento en que abres los ojos todos los días.


Si te sientes ansioso por el futuro o demasiado nostálgico del pasado, comparte tu vida con un perro, te ayudará a estar más presente.


Y eso es lo más importante de mí, soy una persona que trata de concentrarme en lo que se puede hacer AHORA.


Para mí y para los demás, compartiendo mis experiencias en mi Blog, mis OPEN CALLS en G&Silk y mis diseños para traer algo de alegría y esperanza.


Brindemos por seguir tejiendo años!.***( Weaving years en inglés)-




6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo