OPERACIÓN BIKINI

Espero que estés donde estés, el verano te esté tratando bien.

A pesar del calor abrasador que padece el Planeta en esta época.


Hace dos días estaba clasificando fotos y vi bastantes en bikini, de cuando era más joven,

Es gracioso que ahora, a los 50 años, creo que me veía genial, pero en ese momento, las habría roto todas. El tiempo nos da una perspectiva mucho más justa de las cosas.


Este hecho, junto con el mockup que ha sacado el equipo de Creatsy con mi estampado Shy Toucan, me hizo pensar en la frase: “Operación Bikini”.


Pero lo que me ha hecho sentarme a escribir este post ha sido la sensación de que si me veía con ojos críticos, antes de la existencia de las Redes Sociales, los filtros y el Photoshop.

¿Cómo se sienten las mujeres que ahora están viviendo su juventud?. Debe ser abrumador.


Ver una campaña de un producto para la celulitis, ultra retocada, ha sido la gota que colmó el vaso.


A todas nos gusta vernos bien, con buena cara en Instagram, sobre todo si no nos gusta maquillarnos, un filtro te da buena cara en un click.

Pero de ahí, a quitarte décadas, sumar centímetros de altura y estilizar la figura para ser otra persona, hay un amplio margen. Además, hay una diferencia entre usar un filtro para las redes sociales y no aceptar lo que no puedes ser sin el filtro en la vida real.

Sobre todo en el caso de influencers, modelos y marcas que publicitan productos milagro cuando ni siquiera las modelos son en la vida real como en esas fotos.


Cuando eres joven, te preocupas por tu peso, cuando eres mayor, por las arrugas... así que

¿En qué momento las mujeres podemos disfrutar de cómo somos?

La respuesta es saber quiénes somos.


Si sabes cómo te sientes y sabes que estás feliz, en paz contigo mismo, sana y fuerte, entonces la imagen en el espejo te será indiferente.


Si por el contrario te ves con ojos críticos (como yo me he visto a lo largo de mi juventud) a través de comentarios críticos de compañeras de clase, novios, familiares... pues claro, no te miras con bondad.

Hace unos días, al ver una foto mía en bikini, con cero filtros, a pleno sol, me vi por primera vez. Pero no recuerdo sentirme bien en ese momento. De hecho, en el pasado, en Mayo, siempre decía: “Ya no me da tiempo”… tiempo para tener un cuerpo digno de un bikini. JAJAJA

Cuando cuidamos nuestra apariencia para vernos bien y no para sentirnos bien, hay un error básico.


Cuando empiezas a cuidar tu alimentación para evitar el colesterol y la diabetes, para tener energía para crear y hacer lo que te propongas en el día. Cuando moverte te llena de alegría, cuando terminas de hacer deporte y te sientes fuerte, libre de toxicidad, llena de felicidad, entonces sabes que vas por el buen camino. ¿Hay algo peor que hacer ejercicio mientras cuentas las calorías que estás quemando? ¡¡Por favor!!.

Tuve que tener 40 años para entender esto.

Por eso llevo muy bien mi edad porque AHORA la operación bikini no es algo real para mí.

Es una frase que escucho en esta época del año pero, carece de contenido y sobre todo de significado para mí.


He sido rellenita, esquelética y normal. Me quedo con las palabras SALUDABLE y FUERTE.

Ese es el objetivo.

Todo contribuye a debilitar la autoestima, no solo los tallajes poco realistas de las marcas. Pero eso ha sido así siempre. Cuando trabajé en París comenzábamos en la talla 34!! y solo llegábamos a la 42. La de cremalleras que reventaban las clientas negacionistas jaja.

Más allá de eso, solo podías comprar un sombrero o una bolsa en la tienda. (Ni los zapatos si tenías los pies muy grandes jaja).


Pero la vida es demasiado corta para intentar cambiar el sistema.


Los diseñadores hacen desfilar a personas muy muy delgadas o tallas muy grandes de mujeres muy altas.

Las mujeres en torno a 1,60 cm, con estructura ósea normal, y con algo de sobrepeso, son las menos representadas.

Esa silueta no se refleja en las editoriales de moda, a menos que se trate de actrices, como Kate Winslet o Scarlett Johansson.

Mujeres!!, hay que disfrutar como somos, a cualquier edad.

Sin tener que justificar nuestra apariencia, sea natural o no. Como dijo una vez Madonna: “No estoy en contra de la cirugía estética, pero estoy en contra de hablar de eso”. La belleza natural dejó de existir hace décadas, casi todas las mujeres que admiramos por su belleza se han retocado algo. Y cuál es el problema ? ¿Elsa Pataky no es hermosa? ¿O Bella Hadid?… No creo que con una simple rinoplastia cualquier mujer pueda ser como ellas.


Despreciar a las mujeres que usan cirugía estética, en mi opinión, es tan malo como hacerlo por otras razones, como el peso, pero nadie tiene problema con eso cuando sucede.


Escuché a Oprah decir que incluso ella mira a otras mujeres de su edad como un criterio para ver si está envejeciendo bien. Y es verdad, miras a otra mujer que tiene 50 años y piensas "ella está peor que yo" o "ella es genial" o "se ha pasado de la raya con el botox y la cirugía". Si eso le sucede incluso a Oprah, imagínense a los demás.

Buscamos un consuelo para alegrarnos de no haber sucumbido a la cirugía antienvejecimiento pero al mismo tiempo observamos que las cosas van cada vez peor jaja.


¡Hoy es muy difícil aceptar envejecer como lo hicieron Audrey Hepburn o nuestras abuelas! Pero creo que tiene que ver con sentirse muy joven por dentro y no corresponderse con la apariencia.

Por ejemplo, Helen Mirren emana una energía sensacional que trasciende su edad.

Todos tenemos derecho a disfrutar del cuerpo que nos dan al nacer, mejorado o no, y ese es el único que vamos a tener en esta vida.


Paso el día usando Photoshop para el trabajo.

Puedes hacer maravillas hoy, y es muy bueno, si te hace soñar y trae belleza al mundo.

Pero nadie cree que los superhéroes de Marvel existan en la vida real, ¿verdad? Entonces, ¿por qué creer que podemos parecernos a las editoriales de moda?


Hace años se empezó a incluir el making off de las películas en los extras de los DVD.

Pues lo mismo debería pasar con las sesiones de fotos ultrarretocadas que se hacen para vender productos de belleza. Cabe mencionar el uso de ajustes en esas campañas.


No es algo frívolo, hay un impacto real en la salud mental debido a esto. The Wall Street Journal informó sobre cómo las redes sociales afectan negativamente a las jóvenes.


Así que este verano, hazte fotos, sea cual sea tu peso o edad.

Cuando pasen los años, te alegrarás de verte y te reirás como yo el otro día pensando que ya no tenía tiempo para un cuerpo de bikini. Y sobre todo, rodéate de gente positiva que no te meta ideas dañinas en la cabeza.

Antes de los Filtros y Photoshop, ya había factores que provocaban trastornos en la percepción, gente tóxica que, sobre todo en la adolescencia, podía generar un trauma de por vida.


Qué cruel puede ser la gente. No hay quien gane hoy día, las redes sociales critican los filtros, las cirugías plásticas y también los famosos que se animan a mostrarse como realmente son como Camila Cabello o madres que acaban de tener a sus bebés. Se supone que han de tener un cuerpo de bikini meses después... es como una carrera para ver quién se recupera más rápido.


Entonces, ya que aparentemente nadie puede ganar esta batalla, solo ámate a ti misma y olvídate de todas las tonterías.

Usa la ropa que quieras, el cabello que quieras y sé TÚ.

Gloria.

"Todo el mundo tiene la edad de sus emociones".

Anatole France


Mockup de Creatsy con estampado Shy Toucan de Gloriasurfacepatterndesign

62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo