EL VÉRTIGO DEL MES DE ENERO

Consultando mi agenda hace un instante, he visto aliviada que quedaban ya muy pocas páginas de Enero.

Siempre confío en que la vida me presentará oportunidades cuando esté lista.

Con la distancia que da el tiempo, veo que lo que no prosperó antes, es porque no hubiera sido bueno para mí.

No todo radica en la habilidad. Si hubiese tomado algunos caminos que se me presentaron, no habría solucionado lo que es más importante y necesario, el llegar a encontrar una serenidad duradera con respecto a quién soy.

Enero, siempre me trae esa sensación de Urgencia, mi “ ya no me da tiempo” recurrente de antes de un examen, de antes del verano…una eterna Operación bikini vivida en bucle toda mi adolescencia.

La juventud, me daba la sensación de que si hubiese tenido más tiempo, habría logrado el resultado con el que soñaba.


Pocas cosas hay más tristes que ser joven y soñar despierta siendo otra.

Ahora que tengo menos tiempo por delante, veo que era una impresión absurda.

Es como creer que Enero trae consigo un hechizo mágico que te hará hacer deporte, dejar de fumar y cuidar lo que comes.


No, Enero no trae más que 31 días.

Y me parece que estoy aprovechando cada uno de ellos en lo que a mi modo de ver requiere la prioridad cada día.


Ahora, no tengo prioridades de vida.

Tengo prioridades diarias.


Y si la dosis de refuerzo de la vacuna me deja sin demasiados efectos, haré lo mismo con cada uno de los 28 días que trae Febrero.


Disfrutar la ligereza de cada instante es la lección que más he tardado en aprender.


Cuando el alumno está listo, el maestro aparece.

Proverbio.


***Pañuelo Summer Dragonfly por Gloriasurfacepatterndesign




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo